Pagina web de Andujar

Cofradía de la Santa Vera-Cruz y Muy Antigua, Pontificia, Ilustre y Venerable Hermandad de Ntro. Padre Jesús atado a la Columna, Ntro. Padre Jesús Nazareno, Ntra. Sra. de los Dolores y San Juan Evangelista

Año de Fundación: 1427

Residencia de Culto: Parroquia de San Bartolomé Apóstol.

Hábito:

Los cofrades visten terno oscuro, quemando cera roja en memoria de la Sangre de Cristo derramada para nuestra Redención. Se recuerda con ello los orígenes de esta Cofradía penitencial, que lo fuera de sangre en siglos pasados, al ser la penitencia de sus cofrades la pública flagelación.

Túnicas:

Túnica confeccionada en tejido de ruan negro, de cola, que los nazarenos llevan recogida en el brazo; antifaz negro con el escudo de la corporación bordado sobre la muceta, llevando a la cintura cinturón estrecho de esparto.

Síntesis Histórica:

La Cofradía de la Santa Vera-Cruz de Andújar es la decana de las cofradías de penitencia de la ciudad. Fue fundada en 1427 mediante bula papal otorgada por el papa Martin V (1417-1431), habiendo recibido cuatro bulas entre los siglos XV al XVII.


El devenir histórico de la Hermandad la ha llevado a tener cuatro sedes: Santa Ana, primera casa de la Orden Franciscana en Andújar, y que estuvo emplazada junto al Alcázar de la ciudad; La ermita de Santo Domingo, donde la Cofradía estuvo establecida mientras se construía el nuevo convento de la comunidad de San Francisco de Asís, situado extramuros de la ciudad (lugar donde hoy se encuentra la Plaza de Abastos); En este Convento de San Francisco la Cofradía dispuso de capilla propia, tal y como se acordaba entre la Cofradía y la Comunidad Franciscana a través de una concordia firmada en 1579; Al término de la Guerra Civil Española, la Hermandad Pontificia se reorganizó a partir de una de sus Escuadras, la de Jesús de la Columna, en la Parroquia de San Bartolomé Apóstol.


La Vera Cruz llegó a estar formada por seis escuadras, presididas cada una de ellas por su propio Hermano Mayor, bajo la responsabilidad, todas ellas, de un Mayordomo general. Estas Escuadras fueron las de: Cristo Crucificado de la Vera-Cruz, Nuestro Padre Jesús de la Columna, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestra Madre y Señora, la Virgen de los Dolores, el Evangelista San Juan y San Francisco de Asís.


Con la aprobación de sus últimas Reglas, en 1990, la Cofradía se propuso recuperar todos los Titulares que fueran venerados a lo largo de su existencia, como así ha ocurrido.


La Hermandad dispone de dos retablos en el Templo andujareño de San Bartolomé: en el situado en el Baptisterio del templo, se venera a Nuestro Padre Jesús de la Columna, acompañado por el Santísimo Nombre de Jesús y San Francisco de Asís. En el retablo situado a los pies de la nave del Evangelio, reciben veneración Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestra Señora de los Dolores y San Juan Evangelista, encontrándose a los pies del Divino Nazareno la Sagrada Reliquia de la Verdadera Cruz de Cristo, contenida en una estauroteca (relicario). Esta Sagrada Reliquia es llevada, durante la Estación de Penitencia del Domingo de Ramos por un cofrade vestido con el hábito nazareno, y puede ser venerada por las personas que contemplan el discurrir de la Hermandad, quienes se acercan a besar el trozo de la Cruz sobre la que Cristo estuvo clavado en el Calvario.


Tal y como hizo desde antiguo, la Cofradía anuncia el paso de su cortejo a través de la figura de un muñidor tañendo una manija con dos campanas.

Datos Artísticos de las Imágenes:

La Imagen de Nuestro Padre Jesús atado a la Columna es obra del imaginero extremeño, afincado en Sevilla, Don Juan Blanco Pajares, realizada en 1944 siguiendo los modelos manieristas que contemplan a Jesús atado a una columna de fuste largo. Cristo lleva tallado el sudario y tras la intervención realizada en el año 2011 por el escultor-imaginero Manuel Luque Bonillo, de Córdoba, podemos apreciar de nuevo sobre su piel las heridas producidas por los flagelos romanos. Luce Cristo potencias de plata de ley del siglo XVIII, restauradas por el orfebre cordobés Antonio Cuadrado, que les incorpora una flor de lis.

La Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno fue realizada en 1997 por el escultor-imaginero cordobés Francisco Romero Zafra. Luce el Señor potencias de plata de ley, chapadas en oro, cinceladas a mano por el orfebre cordobés don Francisco Hornero Villafuerte.

Nuestra Señora de los Dolores fue realizada en 2006 por el escultor-imaginero cordobés Manuel Luque Bonillo. La corona de Nuestra Señora y el nimbo de San Juan Evangelista están realizados en plata de ley, chapados en oro, por el orfebre sevillano Joaquín Osorio. Posee ocho imperiales, apoyados sobre un canasto donde aparecen hojas de acanto con una cinta que lo circunda, con inscripciones de la profecía de Simeón, así como otras jaculatorias marianas.

La actual Imagen de San Juan Evangelista venerada por esta Seráfica Cofradía es también obra realizada en 2006 por el imaginero Manuel Luque. El nimbo de plata, chapada en oro, está realizado también por Joaquín Osorio y muestra el águila sanjuanista, el cáliz y la sierpe, simbología del evangelista, patrón de la juventud Cofrade.

Datos Destacados:

En el año 2013, la Cofradía de la Vera-Cruz recupera la tradición andujareña de las Cofradías Cuaresmales, que rendían culto a sus sagrados Titulares durante este tiempo de preparación al Triduo Pascual de Semana Santa, a través de piadosos actos públicos de penitencia. Así, el discurrir de Nuestro Padre Jesús atado a la Columna camina hasta el lugar donde estuvo emplazado el desaparecido convento de San Francisco de Asís, de Andújar, rezando las 14 Estaciones del Vía Crucis acompañando a Nuestro Padre Jesús de la Columna, según la tradición de nuestro pueblo.