Pagina web de Andujar

Palacio Niños de Don Gome

Historia del Palacio Niños de Don Gome

Este palacio está incluido en un conjunto patrimonial catalogado como BIC (Bien de Interés Cultural). Fue construido por los linajes Cárdenas-Valdivia y los primeros documentos que se han conservado datan del siglo XVI. Sendos apellidos se repetirán constantemente en el árbol genealógico de la familia, siendo el primero en aparecer el apellido Cárdenas. Los documentos más antiguos de los que se tiene constancia datan de 1570 según nos refiere Palomino León.

La torre-portada, como siempre, representaba el poder de la familia y se sabe que sobresalía sobre el sistema defensivo de la cercana puerta de la muralla. Dicha portada refleja una clarísima influencia italiana en su ejecución. En ella destacan dos pronunciadas cornisas que otorgan cierta horizontalidad a la torre. En el primer piso, hallamos un vano adintelado, enmarcado por columnas toscanas de fuste estriado y alto basamento con el típico almohadillado italiano que también aparece en el segundo piso. En el centro, aparece una cartela en un pequeño escudo con el lema “Dominus custodiat et aedificat”. En el segundo cuerpo, aparece una balconada adintelada enmarcada por pilastras de capitel de ménsulas, frontón curvo roto y terminado en volutas, en el que se inscribe uno de los tres escudos heráldicos, (Cárdenas), que aparece en una ubicación preeminente. A ambos lados, encontramos atlántes, y sobre éstos, los escudos Valdivia a la derecha y Figueroa a la izquierda. Sobre los tres escudos reposan dos águilas y un grifo con las alas abiertas que sobresalen de un espacio rehundido. En el cuerpo superior, hallamos una cornisa sostenida por unas espléndidas ménsulas, en la cual cinco leonas muestran cinco escudos.

Si en el cuerpo anterior el apellido Cárdenas ocupaba un lugar privilegiado, ahora vuelve a ocurrir lo mismo, flanqueado por el Valdivia a la derecha y Nicuesa a la izquierda, por ser el matrimonio que construye la portada. En los dos puestos exteriores aparece el linaje Guzmán a la derecha y el Figueroa a la izquierda, siendo éstos, los apellidos granadinos de mayor abolengo de don Gome Valdivia Cárdenas y Guzmán, caballero de la orden de Alcántara, casado con doña Mayor Nicuesa , cuya boda se realizó en 1621. La portada debería ser posterior a la fecha del enlace ,puesto que aparece el apellido de su esposa, aunque en un documento estudiado por el doctor Cubero se refleja que el espacio delantero de la portada podría estar realizándose justamente en la fecha de la boda, quizás durante las capitulaciones es cuando se hace el diseño de la portada.

Las caballerizas poseen un artesonado de madera y un fresco del escudo de los linajes de la familia entre dos leones rampantes, hecho que sorprende teniendo en cuenta que únicamente se trataba de un lugar dedicado a los caballos, y sin duda nos habla del poder de la familia.

El interior de la casa está articulado como los palacios italianos renacentistas en torno a un patio, (datado en siglo XVII), con cuatro crujías de arcos de medio punto en cuyas enjutas se supone se hallaban los escudos de los linajes Valdivia y Cárdenas alternativamente, éstos, hoy en día han desaparecido, siendo sustituidos por copias de todos los linajes.

Fuente: Palomino León y Doctor Cubero

Leyenda de Don Gome

Existen diversas leyendas que tratan de explicar el gran misterio por el cual la fachada estuvo siempre tapiada. No existía puerta, la familia la mantuvo cerrada, de hecho, la actual, fue abierta tras la compra del palacio por parte del Ayuntamiento de Andújar y con el permiso de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I.

En una de las leyendas, los hechos acontecen en tiempos del rey Pedro I de Castilla, llamado “El Cruel”. Según nos relata esta versión; nuestro querido Don Gome estuvo al mando del ejército que luchó contra los moros en la batalla de Hardón, lugar ubicado entre Arjona y Andújar, en un cerro llamado desde aquel momento “Cerro de la Matanza” (ambos lugares existen actualmente). A pesar de que Don Gome se hallaba en la posición más desfavorecida, su valor le permitió vencer la batalla, pero como bien nos recuerda el nombre del monte, prácticamente no quedó nadie en pie. En la batalla murieron casi todos los contendientes por ambos bandos. Al presentarse ante el rey con las tropas tan mermadas, el monarca castigó a Don Gome a entrar y salir por la puerta de servicio. Para asegurarse el cumplimiento de su castigo, el rey mandó tapiar la puerta y puso una guardia vigilándola día y noche.

Tras la muerte de Don Gome, el rey entendió la injusticia cometida y les pidió a sus hijos que abrieran la puerta nuevamente, pero éstos, se negaron a seguir el mandato real. Profundamente dolidos los hijos de Don Gome aseguraron al rey que si su padre no había entrado por esa puerta, nadie volvería a hacerlo. El orgulloso rey llegó a Andújar con sus soldados con la intención de abrirla por la fuerza. Pero la pena que Don Gome había llevado durante toda su vida caló en el pueblo llano de Andújar y muchos linajes que la asumieron como suya y decidieron apoyar a los “Niños de Don Gome” (de donde viene el nombre del palacio) en contra del rey. El cual, temeroso de perder el apoyo de Andújar estratégica por su posición geográfica (no en vano era la puerta de Córdoba, ésta, a su vez la de Sevilla y la última la llave del Guadalquivir), optó por no abrir la puerta pero retiró la guardia. Tras esto, los hijos de Don Gome decidieron poner dos atlántes (una guardia) que día y noche custodiarían la puerta en los siglos venideros para que jamás nadie pudiera entrar por la puerta principal puesto que Don Gome de Cárdenas no pudo hacerlo. (En la actualidad el acceso directo al palacio desde la portada sigue cerrado como manda la tradición).

Pincha en el enlace para decargar en pdf: Historia Palacio Niños de Don Gome